viernes, septiembre 05, 2008

Sospechoso, tomo nota:

¿Pero es que nadie más se ha dado cuenta? ¿No es obvia la inferencia? ¿Cómo es posible que una relación tan evidente pase desapercibida, por Dios? Aprovecho esta tribuna para llamar la atención contra una amenaza estival nacional. Vemos los hechos:

1.- Este año no ha habido canción del verano.

2.-Este año ha habido menos incendios a gran escala en el territorio nacional y mucha menos superficie quemada.

La conclusión evidente: Georgie Dann, aparte de cantante y productor, es el líder de una secta de pirólatras zoroastrianos (como queda claro en la canción "La Barbacoa") y sus seguidores actúan cada año según los dictados de musicas blasfemas que contienen mensajes subliminales presentes a todas horas en los medios de comunicación.
Se demuestra, por tanto, que una medida eficaz para prevenir incendios es prohibir las denominadas "canciones del verano".

SherLocke Holmez

4 comentarios:

vespinoza dijo...

LA TERRIBLE VERDAD HA SIDO AL FIN REVELADA.

Anónimo dijo...

Está fataaaal de lo suyo, Sr. Locke.


Dionígenes.

NEXUS 6 dijo...

Y el Dann ese tiene adoradores hasta en las hordas del este:

http://es.youtube.com/watch?v=3jwXQFFLSHo

PECE dijo...

Apoyo y secundo la moción.
¡Abajo la canción del verano!