jueves, marzo 05, 2009

La segunda muerte de Kilgore Trout

Kilgore Trout es, posiblemente, el peor autor de ciencia ficción con las mejores ideas que jamás haya existido. Un tipo singular, cuya inexistencia jamás fue un problema que le disuadiera de escribir y aparecer en todo tipo obras. Especialmente memorables son su aparición en El Desayuno de los Campeones y su única novela publicada (Trout se dedicaba más al cuento corto): La Venus en la Concha. Acorde a su singularidad, Kilgore Trout ha acaba de morirse por segunda vez (o por tercera, si consideramos al otro escritor cuyo nombre inspiró a Vonnegut: Theodor Sturgeon), una proeza que pocos autores han conseguido antes.

Trout murió por primera vez coincidiendo con la muerte de Kut Vonnegut. Trout era un invitado asiduo en las novelas de Vonnegut, y sus relatos e ideas aparecían comentados regularmente en las obras del gran satirista como contrapunto de las odiseas de los personajes, comentario filosófico o sarcasmo hiriente.

Pues bueno, Trout acaba de morir por segunda vez ahora que Philip José Farmer ha fallecido. Farmer es un escritor famoso en el mundillo de la ciencia ficción por hacer algo nuevo en el género en su momento: sacarse la chorra y gritar: "¡Mirad! ¡Puedo escribir historias con esto! ¡Y no es pornografía sino literatura!". Bueno, en realidad no del todo, las tendencias rijosas del bueno de Farmer eran parte de su encanto, así como su fascinación por el pulp, una extraña mezcla de admiración por la literatura de evasión más ingenua y una pose contracultural . Con animo gamberrete, era capaz de contar una historia tan demoledora como Los Amantes (sexo con insectos, para quien quiera saberlo), crear el Mundo del Río como artilugio literario para poder convertir en protagonistas de épica de ciencia ficción a personajes como Sir Richard Francis Burton, Mark Twain o Hermann Goering o hacer revisiones del mito de Tarzán que por un lado son completamente canónicas (incluyendo biografía del personaje) y otras que hubieran dejado temblando a E. R. Burroughs (incluyendo una historia corta de Tarzán en la que el Burroughs escritor del señor de la jungla es el William de Yonqui y no el Edgard Rice de Barsoom).

Y también escribió la única novela publicada de Kilgore Trout: La Venus en la Concha.

Locke

3 comentarios:

vespinoza dijo...

Lástima

Rantamplan dijo...

vi la noticia el otro dia, y esta vez, en contra de la costumbre, no ha habido un brindis por el difunto.
chin-chin

Locke dijo...

Chin-chin