jueves, mayo 13, 2010

Indignante

Y no me refiero a los recortes del gobierno, que también se las traen, sino a este ejemplo de lo mucho que hace el fútbol por convertirnos en mejores personas y más generosas:



Yo, por ejemplo, estoy pensando en que el linchamiento del locutor podría ser un ejemplo de generosidad extrema.



Locke, a quien se lo contó A. Largo (que también está indignado con lo del recorte, por la cuenta que le trae)

5 comentarios:

vespinoza dijo...

Repugnante

DisleK-sia dijo...

pero es legal que esto se emita!!!

Lanarch dijo...

Apalizar a según quçe gente debería ser legal.

Si fuera juez, yo no tendría huevos de condenar a quien le partiera la boca a los responsables.

Kely O dijo...

Qué panda de impresentables e hijos de puta!

Javier Peralta Medina dijo...

Hay que se cabrón¡ Y lo peor los idiotas que chupan cámara...