jueves, septiembre 27, 2007

No te quedes sin él

Haciendome eco (o ¿Eko?) del rumor que propagó el Ornitorrinco Enmascarado sobre la falta de Fe en La Laguna y la incapacidad de conseguir una gentil imagen de Su Adorada Santísima Deidad Azul en la ciudad, he encontrado la solución. Ahora no tienes excusa, no deberías salir a la calle sin ÉL.

He aquí el genuino Doraemon recortable:



Aquí el link a la web japonesa donde lo encontré practicando mi sesión diaria de Googling. Te lo podrás descargar con mayor calidad de imagen.

Y ahora varias instantáneas del ejemplar ya montado, con todos sus detalles incluyendo su bolsa marsupial y su gorrito con hélice.



Nota: no sean críticos, aunque domino los trabajos manuales, el papel con pegamento no es lo mío. Siempre he odiado las barras de pegamento, a lo mejor es porque no se pueden esnifar.

Deprofundis

7 comentarios:

vespinoza dijo...

Sepa ud señorita becaria que recientes estudios afirman que La Gioconda y Las Lanzas (La rendición de Breda) también son obras artísticas realizadas durante bajas médicas.

Enhorabuena

Kely O dijo...

Y esta representación de su azul divinidad tiene los mismos poderes?ES que necesito la ayuda de Doraemon para este fin de semana.Por favor que algún acólito doraemoniano me resuelva esta duda vital.

Pejeverde dijo...

Una pregunta técnica, las dos botellas de martini vienen en el lote, las pone la redacción de MMM&E, las pone usted o las tiene que poner uno.

vespinoza dijo...

Aunque los primeros Doraemon se compraron en una conocida dulcería de La Laguna (frente a la antigua Discos Manzana) el Doraemon recortable tambien es milagrero y la Comisión para la doctrina de la fe lo ha Homologado.

En cuanto a la pregunta de Mr Pejeverde en cuanto a lo de las botellas todo es cuestión de ponerse de acuerdo. Que usted hace los milagros, pues Doraemon pone las botellas. Que usted pone las botellas, entonces Doraemon hace los milagros.

Eso si, el hielo se compra a medias

Azules y cósmicos saludos

Erebus dijo...

¡Ah! ¡Idólatras! ¡Ireis todos al Infierno de los Nobitas pecadores por idólatras! ¡La deidad Azul no necesita imágenes ni iconos! ¡Viva la iconoclastia! ¡Mwajajajajaja!
(Erebus tras olvidarse de la medicación y leer la entrada)

loximann dijo...

Os dáis cuenta, miserables infielas, de la imposibilidad de representar la figura de Su Redondez con materiales tan simples como el papel y el pegamento. ¡Arrepentíos por tan cuadriculada y angulosa representación de Aquel Que Todo Saca De Su Bolsillo!

PD: Mierda, y ahora voy y leo el comentario de erebus...

Andres G. Latorre dijo...

¿Es que nadie se ha dado cuenta de que en el momento de hacer la foto Nevado no estaba? Apareció después, para guiar a Doraemon.

El profeta de Shin Shan está presente, aleluya.