jueves, enero 11, 2007

Los peones con tupé

Esta tarde los conocidos peones negros, realizarán una concentración junto a la AVT con el lema ¡Queremos saber!. Pues bien los Peones con tupé queremos también sumarnos a esta iniciativa y tomar el espacio público que nos corresponde. A continuación ofrecemos todas las dudas que aún planean sobre la muerte de Elvis, y que como buenos seguidores de conspiraciones hemos sacado de la página de El Mundo.



PUNTOS OSCUROS EN LA MUERTE DE ELVIS. ¡QUEREMOS SABER!.

Últimas voluntades. Su tumba está entre la de su padre y la de su abuelo. No junto a la de su madre, como era su deseo.

¿Desinflado como un globo? En el momento de su “supuesta” muerte, pesaba 250 libras. En su certificado de defunción figuraba el peso como 170 libras y ese certificado original desapareció.

Congelado. Testigos de su funeral han expresado que su ataúd estaba excesivamente frío, lo cual sacó a la luz la teoría de que lo que había dentro no era más que un cuerpo de cera que era preciso mantener frío a base de aire.


Errores. En su lápida, su segundo nombre está mal escrito. Pone Aarón y no Aron.

Falsa identidad. Dos horas después de que los medios de comunicación anunciaran su muerte, un hombre muy parecido a Elvis compró un pasaje de avión para Buenos Aires que pagó al contado. Dijo que se llamaba John Burrows, el mismo alias que usaba el cantante cuando quería pasar desapercibido.

Último adiós. El día después de su muerte, una de sus ex novias recibió una rosa por correo de parte de “Lancelot”, el apodo que usaba Elvis durante su relación y que sólo ellos conocían.

Elvis esotérico. A Elvis le encantaba la numerología y hay una coincidencia extraña. Si se suman los números de la fecha de su muerte: 16-8-1977, se obtiene la cifra 2001. Justo el título de la película “2001. Una Odisea en el Espacio” de Stanley Kubrick y que era la película favorita del cantante (siempre empezaba sus conciertos de Las Vegas con “Así hablaba Zaratrustra” de Richard Strauss, tema usado como BSO del largometraje). En la película además, un hombre piensa sobre la inmortalidad sentado en el baño. Precisamente, el cuerpo sin vida de Elvis, se encontró en el baño.

Amistades peligrosas. Poco antes de su muerte, Elvis había perdido 10 millones de dólares en un negocio inmobiliario con una compañía vinculada a la mafia. Dicen que Elvis habría ayudado al gobierno a desmantelar a los delincuentes, a cambio de una nueva identidad.

La estrella misteriosa. Poco después de su muerte, un cantante enmascarado llamado Orión, empezó a dar conciertos con un estilo muy parecido al del Rey. Cuando en 1981 el programa de TV de Estados Unidos realizó un extenso reportaje sobre la muerte de Elvis, Orión desapareció de escena para siempre.

Cutre funeral. Un artista como él merecía un funeral de altura. Por el contrario, se hizo un rápido cortejo fúnebre en su casa donde estaba prohibido sacar cualquier fotografía.
Amor de fan. Dicen que un fan desahuciado por una terrible enfermedad, se hizo pasar por él.

Enorme fortuna. Se rumorea que hasta hoy, nadie ha cobrado su seguro de vida.

Juego de parecidos. Los que pudieron ver el cadáver encontraron que el muerto se “parecía” a Elvis porque había rasgos en su rostro que les hacía dudar, como una nariz más larga y una delgadez más evidente a como había estado el día anterior.

Metedura de pata. La presidenta del club de fans, que se las vio duras para colarse en el funeral, cuando vio el cadáver dijo “Ese no es Elvis”, a lo que el padre del Rey, ambiguamente respondió “Elvis está en el segundo piso”. ¿Estaba el cantante contemplando su propio funeral?

El negocio es el negocio. Parece ser, que el día de la muerte de Elvis, la fábrica de discos RCA trabajó al máximo para tener el mayor número de copias de los discos de Elvis. El negocio les salió redondo porque hasta ahora se han vendido más discos después de muerto que durante toda su carrera ¿Sabía la RCA que Elvis iba a morir? ¿Estaba todo planeado?

El muerto al hoyo... Su ex esposa Priscilla se separó de Elvis cuatro años antes de su muerte. ¿Por qué es ella la que maneja todo lo relacionado con el merchandising de Elvis? ¿No habría sido un divorcio fingido?
¿Como pueden los gobiernos del mundo seguir negando todas estas evidencias? Si usted encuentra vivo al rey NOSOTROS le pagamos 3.000.000


Los peones con tupé de Tokyo, muestran su natural gracejo


Concentración también hoy en Milán

Vespinoza que lo quiere saber TODO

7 comentarios:

Edmundo Mantel dijo...

Hay una prueba más:

Un día antes de que Elvis muriera, su preciosa gata persa, Amie, de 7 años, desapareció sin dejar rastro.

¿Sabía también Amie que Elvis iba a morir?.


Perfectos Saludos.

skizo dijo...

Eiii!!

Perdoname, pero no quiero que mi final sea como el de aquel joven gamberro al que llamas Karol W. xDDDDDDD

Fue un descuidoo, escribi demasiado emocionado por la noticia que acabe de leer, y se me olvido citar :(

Cuidateeee crack :)

Me guardo tu blog para visitarlo de vez en cuando fale? :)

Lanarch dijo...

¿Conocéis la película Bubba Ho Tep?

;)

vespinoza dijo...

Locke la conoce, se la enseñó a Demóstoles y este salió con los ojos como paelleras. Desde entonces tengo curiosidad

Locke dijo...

Debe ser la única pelicula buena del Coscarelli... pero vale la pena, y mucho.

Anónimo dijo...

Parece mentira lo poco documentado que está Sr. Vespinoza Elvis no ha muerto, vea usted el siguiente reportaje
yhttp://www.youtube.com/watch?v=lj-BrDsXBDU

Jaime dijo...

Es más, yo nací JUSTO un mes antes. ¿No les parece sospechoso?