martes, febrero 27, 2007

Un cuento moderno

Había una vez cinco cerditos que trabajaban en una subcontrata de la administración del gobierno. A principio de año 2006 los jefes les dijeron "Tenéis que trabajar mucho construyendo casitas, porque en enero del año que viene vendrá el lobo feroz y se comerá al que no trabaje".
Entonces los cerditos se pusieron a trabajar, unos trabajaron mucho y se construyeron unas casitas muy resistentes de hormigón armado, mientras que otros no hacían sino holgazanear.
Así poco a poco fue pasando el año hasta que en Enero tal y como habían advertido los cerdazos llegó el lobo feroz. Los cerditos asustados corrieron a ocultarse en sus casitas.

El malvado lobo se acercó a la casita del primer cerdito y dijo:

"Soplaré y soplaré y la puerta derribaré"

El cerdito asustado contestó desde detrás de la puerta:

"No soples lobo malo que mi mujer es un alto cargo de intervención" a lo que el lobo contestó:

"Con esa manga tan buena no me atrevo a soplar" y se dirigió a la siguiente casita donde estaban escondidos dos cerditos

"Soplaré y soplaré y la puerta derribaré" dijo de nuevo al llegar

De nuevo se escucharon voces detrás de la puerta:

"No soples lobo malo que mi amigo cerdito y yo somos íntimos del Director General" a lo que el lobo contestó :

"Con esa manga tan buena no me atrevo a soplar" y se dirigió a la siguiente casita.

"Soplaré y soplaré y la puerta derribaré" repitió el lobo que empezaba a cansarse.


"No soples lobo malo que mi madre es un alto cargo de personal" a lo que el lobo contestó por tercera vez:

"Con esa manga tan buena no me atrevo a soplar" y se dirigió a la última casita



"Soplaré y soplaré y la puerta derribaré" dijo el lobo


"No por favor, no soples" contestó el cerdito


Pero el lobo insistió e insistió hasta que derribó la casa y se comió al cerdito.

MORALEJA: Da igual como sea tu casita, lo que importa es la manga.


Vespinoza dedicando el cuento al quinto cerdito que es amigo suyo

2 comentarios:

ricardo dijo...

¡Rojo, masón... lo que pasa es que si la familia es buena hay garantía de que los genes que tengan los lobitos sean buenos. Se llama selección zootécnica, ignorante!

Loximann dijo...

No me gusta este cuento.
(Léase con voz de Todd Flanders)