miércoles, octubre 10, 2007

Curiosidades Checas

Como ahora puedo dedicarle un poco de tiempo a perder el ídem (tras haber acabado el último trabajo y a la espera del siguiente), dedicaré esta entrada a comentar ciertas curiosidades de mi viaje.

Para empezar, este simpático adefesio es el Niño Jesús de Praga, famoso en toda la Cristiandad:
La historia del Niño Jesús es bastante rocambolesca: de origen español, creada por un monje delirante (según la leyenda) y que al final acabó enBohemia como parte del ajuar de una princesa española casadera; para luego ser expuesto en la Iglesia de Nuestra Señora de la Victoria (otra maniobra de propaganda católica pera celebrar victorias sobre los herejes protestantes). Como si fuera la baticueva o el sótano de Tony Stark (esto en homenaje a la Guarida del Dragón), el Niño posee una colección de trajes intercambiables procedentes de todo el mundo (expuestos en el museo de la misma iglesia) con los que se puede ataviar según proceda. Entre ellos destaca este:
Si señores: es el famoso Niño KUNGFÚ de Praga. Por el día descansa en su vitrina y por las noches reparte estopa entre los maleantes al estilo Bruce Lee. (El traje, en realidad procede de Vietnam)

Y ahora, una demostración de que los centroeuropeos están locos. Los checos tienen teatros en todos lados, pero en vez de limitarse a representar shakespeare como todo el mundo, hacen cosas como esta:


Una representación teatral en checo de Flores para Algernon. Brrr. Hay que estar mal del coco (nunca mejor dicho), hombre. O eso a repartir armas cargadas junto al precio de la entrada para asistir a la adaptación de una de las novelas más deprimentes que haya leído jamás. Como nota al margen, el lugar de la foto es Karlovy Vary. O Karlsbad si uno es de tendencias germanófilas.


Ahora, eso sí: ¡qué no haría yo con un Ministerio de Industria como este:
Casi puedo oír los sesudos debates de científicos de batas blancas por los pasillos de la Comisión para el Uso Doméstico del Flogisto; o los informes de la Subsecretaría de Transmisiones Etéricas abogando por la instalación de enormes antenas para establecer relaciones diplomáticas con las naciones de la Luna.


Por último, este simpático portal de un monasterio construido por Carlos IV (allí todo fue construido por Carlos IV, diría que incluso el ascensor de mi hotel)
¡Soy la hostia!



(en realidad no es "soy la hostia", sino "soy la puerta", pero no dejéis que la filología os amargue un buen chiste)


Locke

6 comentarios:

vespinoza dijo...

Bonito lema, voy a ver si lo utilizo en el estandarte de un machanguito que tengo entre manos...

Deprofundis dijo...

El niño Kung Fú de Praga da mucho miedo.

Lo de la "Soy la Puerta" está bien para indicar las salidas de emergencia... lo voy a imprimir para ponerlo en mi casa, no sea que en caso de incendio me pierda por el pasillo y acabe saltando por el balcón.

Hello Kiki dijo...

Vespinoza,búscate un machanguito del Niño ese,así,cuando termines de pintarlo,la Hannover puede entretenerse probándole modelitos.
Queremos más curiosidades checas!

ricardo dijo...

Locke, eres la puerta!

Erebus dijo...

¿Y perderme el ver a la reencarnación del maestro Eckhart pululando por los pasillos de tan lóbregos lugares? ¡Me hago erasmus (que no orgasmus, cacho viciosillos) a la voz de ya y me voy allí!
¿Será el "Ego sum ostium" alguna clase de fórmula alquímica secreta? ¿Seguirán discutiendo en el ministerio de industria sobre el sexo de los ángeles o sobre máquinas de movimiento perpétuo?
¿Y por qué me mira tan mal el niñi Jesús ese? Espero que Ágata Ruiz de la Prada no se entere de esto. Mi mente no podría soportar la visión de un modelito de ese estilo...

Anónimo dijo...

"Que el Señor te bendiga y te guarde, vuelva a ti su rostro. Tenga misericordia de ti, te de la paz y te llame..."
No se de que trata este tu blog pero es una blasfemia todo lo que decis de la figura que representa la Infancia de Jesús aki en la tierra.