martes, octubre 09, 2007

Memoria Histórica

Hace unos meses estaba yo mirando entre algunas cosas que habían pertenecido a mi abuelo, cuando me encontré con esto:





A primera vista parece un tapón o un una simple pieza de madera, lo que me llamó la atención fue la fecha y el texto que hay escrito en él y que seguramente explique el motivo que llevó a mi abuelo a conservarlo durante toda su vida. En el puede leerse lo siguiente:

8 de junio 1944 fecha de invación F. U. MARTÍN, N. HDEZ CEJAS, N GOMEZ, M BRUNTO, N. CASTRO, S QUINTERO, J FARIÑA, J RODRIGUEZ






Hay dos cosas "extrañas" la falta de ortografía en la palabra invación y que su apellido aparece mal escrito sin la “S” final.


La curiosidad me hizo preguntar a mi madre si conocía a alguno de los nombres que aparecen en el “tapón” a lo que me contestó que eran los amigos más íntimos de mi abuelo, todos ellos republicanos y demócratas convencidos. Eso me hizo pensar que efectivamente se trate de un tapón de algún tipo de botella y que el contenido de la misma probablemente ya había sido ingerido en el momento de hacer la inscripción. Por si todavía no lo saben el 6 de junio de 1944 fue conocido como “El Día D” y fue la fecha en las tropas aliadas desembarcaron en Normandía, lo que sin duda fue celebrado por todas las personas decentes de este país. Los que no lo celebraron y sus descendientes son esos que hoy acusan a la ley de la memoria histórica de reabrir viejas heridas.

Supongo que dos días después del desembarco fue cuando se enteraron del mismo o bien en la BBC, que se escuchaba en mi casa en una radio enorme que aún recuerdo ver en el desván, o en los falseados noticiarios de la radio de la época. Sin duda mi abuelo y sus amigos tenían la ingenua esperanza de que una vez derrotado Hitler, Franco tendría los días contados y España recuperaría la democracia.

Una vez conocen los detalles de la historia del “tapón” entenderán que se me saltaran las lagrimitas cuando el sábado pasado, rebuscando en un puesto del mercadillo de Camden (Londres), conseguí este ejemplar del Daily Mirror del 9 de junio de 1944. Por lo que los sucesos que describe son los que acontecieron el día 8 de junio, justo cuando mi abuelo y sus amigos celebraban el desembarco.

El periódico esta lleno de detalles: el impagable el chiste de la página 3 “Francia está muy ocupada en estos momentos”, el tono ingenuo de la propaganda de la época, la petición de 20.000 británicos para que no sea ejecutado un soldado de color (Pág. 2), la foto de Frankie en la misma página, etc.







Vespinoza recuperando la memoria histórica y sorprendiéndose a si mismo al ponerse de lado del Borbón cada vez que la COPE lo critica por rojo. A este paso acabaré deseandoles SALUD, REPÚBLICA Y JUAN CARLOS JEFE DEL ESTADO

8 comentarios:

Deprofundis dijo...

Qué bonita es esa historia. Yo he visto el tapón.
Tengo que pasarme por tu casa a hojear el paper.


(Qué bueno que estés de vuelta)

Demóstoles dijo...

It's a long waaaaay
to tipperaryyyyyyy
It's a long way to goooo...

vespinoza dijo...

la cancioncilla citada por el amigo Demóstoles It´s a long way to tipperary con todo su saborcillo "retro"

http://www.firstworldwar.com/
audio/itsalongwaytotipperary.htm

(para ir a la página copiar las dos partes seguidas en barra de dirección)

Yo recomiendo también esta otra el famoso himno de riego

http://www.izqrepublicana.es/
documentacion/himno.htm

o también

http://es.wikipedia.org/wiki/
Himno_de_Riego

Rafa dijo...

Una historia muy bonita; no me ha llegado a hacer saltar la lagrimilla como a ti, pero me ha parecido entrañable.

Hello Kiki dijo...

Cuando me enseñaste el tapón y me contaste la historia se me pusieron los pelos de punta,ahora me ha vuelto a pasar.

Pejeverde dijo...

Dos detalles de mi abuelo, que combatió durante la guerra civil española en el bando de los nacionales:

> Nunca quería hablar del tema, siempre quiso sin éxito olvidar. Sólo una vez se le escapó que en la guerra se hacen atrocidades, pero lo dijo con vergüenza. El resto lo supuse yo.

> Cuando la UCD ganó las elecciones tenía la cara desencajada por el pánico. Pensaba firmemente que le iban a ir a buscar a su casa por la noche, para después ejecutarlo.

A pesar de mi interés e insistencia, nunca conocí ningún detalle. Mi abuelo era una buena persona, pero estoy seguro que hizo barbaridades en ese tiempo. Por eso no quería recordar.

vespinoza dijo...

l marqués de Vilallonga contaba que su padre quería que se hiciera un machote en la guerra, así que alistó a su hijo en el bando nacional. Su madre espantada ante la idea de que pudiera morir en el frente convenció a su padre y movió las influencias necesarias para que lo mandaran a un destino mas "seguro" Un pelotón de fusilamiento. Este señor contaba horrorizado que durante meses se dedicó a fusilar vascos a centenares. Pretender juzgar a gente como ellos o a otros que estaban a su lado por convicción es ridículo e innecesario a estas alturas. Lo que me gustaría que hiciera la nueva ley es encontrar los cuerpos de los fusilados o incluir en las listas históricas de alcaldes de los municipios a los que fueron depuestos por la guerra. Debe ser una ley para las victimas.


PD También me parece que ya es hora de que se empiecen a cambiar nombres de calles, en el centro de Santa Cruz tenemos una colección de generales Fascistas que da miedo. ¿Por que en vez de Rambla General Franco no poner Rambla de la constitución?

Erebus dijo...

A mi sí que me ha saltado la lagrimita al leer la historia del tapón. Hay gente que es buena en tiempos de paz y en tiempos de guerra.
En cuanto al resto de historias que contais en los comentarios, sólo me queda añadir lo que Joseph Conrad puso en boca Mr.Kurtz en "El corazón de las tinieblas": "¡El Horror! ¡El Horror!"