jueves, febrero 02, 2006

En defensa de nuehtra lengua

Ni academias de la lengua canaria, ni diccionarios del habla canaria, ni puñetas. Este es el ejemplo a seguir: la acción directa, sí señor. Estos dos prehombres, perdon, prohombres canarioh deberían llegar a los altares de la causa del hecho diferensial canario. Sí señor. Y si uno de los que golpearon resulta que era catedrático de Filología de la Universidad de Las Palmas, tiene su excusa: para esas dos jóvenes promesas del futuro de las islas -y posiblemente pertenecientes a un linaje rastreable hasta el de los menceyes de la cuesta piedra- cualquiera que use palabras de más de dos sílabas es culpable de "hablar godo".

Locke

7 comentarios:

Demóstoles dijo...

Claro, esos godos vienen aquí a juzgarnos para ver si somos acreedores de un puesto en nuestra propia universidad y luego se quejan de que les pegan.

Propongo que declaremos la guerra a la dictadura de los que saben leer y escribir. SI a la hinbestigación canaria. ¡Biba Melendez y la virgen de fátima!

Locke dijo...

Será "y la virhen de Candelaria", mardito godomielda.

juanan dijo...

"mardito godomielda"
Miren quien habló, el congoleño.

Locke dijo...

Tú no te metas, especie de jordano.

Coyote Riesklin dijo...

Yo no soy godo, soy fuertesito

María Marín dijo...

Joder!!! Lo más triste no es el hecho en si, sino como está redactado el artículo de "La Gaceta" Es cutre, cutre, cutre... jajajajajaja, da pena.

juanan dijo...

¡Dios es grande!
¡Dios ama a los pilosos capilares!