jueves, agosto 24, 2006

Misión: Contrato Rescindido


No va a suponer ninguna pérdida, en realidad, para este mediometro metido a mesías vociferante de la Hubbología, pero la Paramount parece que ha acabado harta del comportamiento del personaje público y no le ha renovado el contrato.

Pos me alegro, oiga.

Mr. Cruise no va a dejar de hacer películas (es productor, además de actor) y tampoco se va a quedar en la indigencia, pero al menos vemos como el estudio se distancia de un personaje público tirando a cretino, cuya afición a la mueca y los saltos, conjugada con una corta estatura hacen que parezca más una criatura de la Factoría Henson que un actor de verdad. Posiblemente le echará la culpa a una conspiración del lobby de psiquiatras y farmacéuticas, pero a mí me da lo mismo: ya puestos a tener que tragárnoslo de igual manera en las pantallas (ya sean cinemátográficas o de televisión, gracias a que todo lo que hace o deja de hacer el jodío es noticia), a ver si así se le bajan un poco los humos, deja de arremeter públicamente contra la competencia a la hora de captar potenciales clientes para su secta (es que, como buena secta, sólo la cienciología cura los desórdenes mentales, por lo visto. O al menos eso dicen, porque si el Cruise es un ejemplo de cordura, yo prefiero las pastillas cualquier día.

Y en caso de que sufra una pérdida de fe en estos momentos, que recuerde: Doraemon sí que salva.


Locke

4 comentarios:

Edmundo Mantel dijo...

Sr. Cruise; Póngase un blog y pásese a la iglesia de Doraemon. Los de la Cienciología sólo le quieren por su dinero, nosotros por su estupidez.

Perfectos Saludos.

Imogene dijo...

En fin... después de leer ésto y éste artículo http://www.20minutos.es/noticia/147500/0/cruise/suri/hablar/ me he quedado sin palabras... que Doremon nos coja confesados ;)

ornitorrinco enmascarado dijo...

Sabía que Tom Cruise era productor, pero ... ¿Actor?

Locke dijo...

Bueno, en cuanto al titular de 20 minutos, qué demonios, yo tampoco permitiría que los Beckham tocaran a un hijo mío, faltaba más.