miércoles, octubre 18, 2006

Para qué sirve ganar un premio planeta...

... pues como primer peldaño para nuevas proezas creativas, como se explica el señor de Prada a continuación. Un testimonio increíble, escúchenlo atentamente. De verdad que no tiene desperdicio. Juraito por los Sobaquillos Azules de Doraemón:



Jo, y este era el tío que citaba a Chesterton en sus justificaciones evolutivo-deistas. Entonces ¿el gesto constante de la mano bajo la camisa se debe a que se considera el Napoleón de Baracaldo? ¿O el Hombre que fue Viernes a Media Jornada? (ataque ad hominem, sí, ¿qué pasa?)
Hombre, Las Máscaras del Héroe y Coños tenían su gracia (especialmente el Coño de Melusina) pero la descripción del propio este pastiche chungo (con ilustraciones de Azpiri y portada de Royo) adolescente-pajilleril... (portada aquí, para que juzguen ustedes)

Joder con la intelectualidad crispañola. Pero bueno, ya veo que eso es lo que le pasa a uno cuando le da por el insalubre vicio de fumar... aunque vaya uno a saber qué se fuma este. Yo, por si acaso seguiré fumando Morleys, que ya conozco las sustancias que les meten con vistas a propiciar una invasión alienígena.

Locke

7 comentarios:

Dionígenes dijo...

Veo que al final buscaste el lugar de nacimiento.

Locke dijo...

Pues sí. Hay, se me olvidó citarte.

Lanarch dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Lanarch dijo...

Juas, juas, este fulano es glorioso.

Y el caso es que yo solía leer sus artículos (que normalmente no estaban mal), pero de un tiempo a esta parte degenera ya un poco...

Locke dijo...

Oye Lanarch, ¿lo tuyo es un homenaje al Lanark de Alasdayr Gray? Gran libro, sí señor.

Dionígenes dijo...

Ahí no hay hay sino ay.

Y encima no me has citado, no.

El próximo café lo pagas tú.

Locke dijo...

en realidad no era un Ay sino un Huy