miércoles, mayo 02, 2007

Dios ataca centro de investigación.


De todos es sabido que Dios Todopoderoso no se anda con chiquitas. A diferencia de nuestra bienamada deidad azul, loado sea su nombre, el dios judeo-cristiano (o simplemente Dios), suele estar dispuesto a hacer que su opinión (La Verdad) prevalezca de un modo o de otro. Avisado está quien le desafíe. Si esclavizas a su pueblo favorito te llenará el imperio de ranas, si te ríes de sus predicadores te devorará un oso y si veneras a falsos dioses, sus muchachos te harán beber metal fundido.

Parece ser, por lo que cuentan los Neocon, que Dios está muy ofendido con la teoría de la evolución y todo cristiano que se precie debe comulgar con eso del diseño inteligente. Ya saldrán los biólogos con que la evolución es un hecho y que el diseño inteligente es una chorrada. Vds. verán lo que hacen pero la foto que tienen ahí arriba fue una vez el despacho de un biólogo...

Demóstoles

5 comentarios:

Locke dijo...

Ha sido por una cuestión de patentes, no de teorías, según me ha contado el Arcángel Gabriel.

Anónimo dijo...

A mi me gusta lo del "diseño inteligente", suena más racional y sofisticado que lo de "evolución" que no es más que dejar que las cosas vayan al tuntún. Lo que no me cuadra es que a este resultado (los neocon propiamente dichos, por ejemplo) se le pueda llamar resultado de una inteligencia. En caso de creer en un dios inteligente, creería en el de las cucarachas. A ese sí que le salió bien.

skizo dijo...

No recuerdo quien dijo la frase de "como voy a creer un dios que pone la zona de recreo del ser vivo justo al lado del vertedero", pero la comparto al 100%.

Locke, id con cuidado tu y vespinoza, porque el susodicho Dios, nos la tiene jurada a los Doraemianos.

A mi concretamente me produjo un esguince...y aun estoy con el.

Saludooos!

Elena Nito de Tegueste dijo...

Es cierto, después de fotografiar las apariciones doraemianas en Egipto a mi me castigó con una salmonelosis, menos mal que Doraemon creó el fortasec...

Dr. Octopus dijo...

Es muy facil hablar evolución cuando no sientes el fetido aliento de la colera divina tras el cogote. Entre los que han sobrevivivido al impacto, se respira un aire tenso, incluso alguno a propuesto poner una capilla junto a la sala de muestreos ¿y quien puede reprocharle nada?. De todas formas, estoy de acuerdo con que a Dios no le gustan los biologos, solo hay que ver el diseño y construcción de la facultad de Biología de la ULL para comprenderlo