lunes, septiembre 11, 2006

Becaria con méritos

A nuestra becaria le han publicado un post en la página de gomaespuma (aquí) eso da más méritos que el Nature y el Science juntos que los leen cuatro gatos con gafas de pasta. Paso a transcribir el post de Gomaespuma & De Profundis, aún a riesgo de dar a conocer su identidad secreta

(Primicia enviada por la lechoncita Noelia Domínguez)


Los Departamentos de Medicina Social y de Investigación Dietética de la Facultad de Medicina de la Universidad Complutense de Madrid llevan realizando de manera coordinada desde hace tiempo un paquete de investigaciones cuyos resultados se podría resumir de esta manera: decir tacos elimina toxinas y calorías. Cuanto más tacos se dicen al cabo del día, mejor para la salud. Cuanto más fuertes sean los tacos, más sonoros y rotundos, más beneficios en diferentes campos obtiene nuestro organismo.

Calixto Rupérez, el supuesto autor, ha publicado un libro provocador: "El taco, como fuente de placer, de salud y de vida" (Editorial De la Medicina hacia el Hombre. Madrid, 2005).

El libro dice cosas tan sorprendentes como ésta: "Decir me cago en la puta de oros" ocho veces al día libera al organismo de 0´7 caramelas (medida universal de diversos tipos de toxinas), y 200 calorías". Pero Rupérez no se queda ahí. En su obra establece un ranking de los tacos más beneficiosos para el organismo, en donde también se incluyen amenazas e improperios. Para que este beneficio se produzca deben unirse dos factores: la sonoridad y la contundencia y/o agresividad de lo dicho. De esta manera, los tacos más saludables, dichos ocho veces en un ciclo de 24 horas, son:
1. Me cago en la puta de oros (0´7 caramelas, 200 calorías)
2. Tócame los cojones (0´6 caramelas, 180 calorías)
3. Vete a tomar por el saco (0´5 caramelas, 160 calorías)
4. Te voy a partir la cabeza, cabrón (0´5 caramelas, 150 calorías si se dice de manera muy agresiva, y 0´3 caramelas y 120 calorías como una mera hipótesis.)
5. Te voy a partir la cabeza (sin cabrón) (0´4 caramelas, 125 calorías).
También son saludables las expresiones que, sin ser ofensivas, son ruidosas y concluyentes: "Cáspita" (0´3 caramelas, 100 calorías), "Coño" (0´3 caramelas, 80 calorías), "Caray?"(0´2 caramelas, 60 calorías")

Vespinoza preocupado por la fuga de cerebros (aunque más preocupado por la fuga de otras partes de la anatomía de la becaria)

2 comentarios:

Imogene dijo...

Si ya lo decía Marlo en su célebre canción "Hijo de Puta, haya que decirlo más" ;)

Anónimo dijo...

Este libro se podría vender bien en México por el título ("El taco, como fuente de placer, de salud y de vida" ). El problema es que muchos buscarían recetas de cocina. Lo que daría por ver la cara de alguno de ellos al comenzar a leerlo :)