martes, mayo 09, 2006

Handke, Kazan y Riefenstahl.

Parece que en Paris han decidido no estrenar una obra de Peter Handke , el simpático intelectual que legitima y aplaude el totalitarismo serbio. Parece que la obra en cuestión no es especialmente polémica y es el perfil del autor lo que ha llevado a la comedie française a retirarla del programa. Esto me ha recordado el oscar honorífico que se concedió en su momento a Elia Kazan, y el revuelo que se armó en hollywood.

A la hora de adoptar una postura ante casos como este uno suele debatirse entre el principio de bula artística propuesto por Orwell y la reacción visceral contra los babosos que cantan tonadillas pendencieras al ritmo del tambor fascista. Lo peor en estos casos no es tomar partido en cada una de estas situaciones individualmente, sino en adoptar posturas que sean consecuentes entre si.

Por ejemplo, está el concepto casi oximorónico de "Dictadura amiga" Los mismos que critican a Castro de manera furibunda tienden a disculpar a Franco o Pinochet y viceversa. Este concepto suele arrastrar a los intelectuales y agregarlos en racimos de artistas serviles que fructifican en torno a una misma rama. Los que adoptan ese camino suelen pasar el resto de sus días en un tu quoque constante: "Ahora dicen no a la guerra, pero bien que se guardan de criticar a Castro...". El ciudadano normal, que no recibe incentivos, difícilmente puede suscribir la postura de ninguno de estos intelectuales porque si bién tienen argumentos para oponerse a sus enemigos y quizá incluso para apoyar a los de su calaña, resultan patéticos al mantener de manera tan obvia dos raseros distintos.

Otras veces veces resulta imposible ser consecuente con dos artistas que enjabonan al mismo tirano. Yo me cargo de bilis hasta las cejas cuando oigo cantar sobre libertad a ese impúdico gusano que es Silvio Rodriguez mientras unta de betún las botas de quién todos vds. saben pero doy palmas y meneo la colita al ritmo de "Carlos Puebla y sus tradicionales". Puede que este sea el caso inverso. El mérito de un artista te hace aceptar por un momento sus abominables premisas mientras que los ripios almibarados del otro te hacen buscar una excusa para no comprar sus discos. Y es que un bardo habil puede ayudar mucho a la causa de un loco sanguinario. Ahí es cuando el artista, convertido en parte de la horda, tiene el cinismo de escudarse en su arte para eludir su responsabilidad. La bula de Orwell puede degenerar hasta el punto de exonerar a Nerón por que la quema de Roma era una performance.

Yo solo tengo claro el caso de Kazan. Él recibió los oscars correspondientes por las excelentes películas que hizo. Darle el oscar a toda una carrera por su contribución al cine es un disparate. Kazan hizo grandes películas y mucho daño al cine. Tampoco creo que la academia de Hollywood sea consecuente. ¿Imaginan a Leni Riefenstahl recogiendo un oscar? Pues eso.

13 comentarios:

vespinoza dijo...

No olvidar el simpático argumento de centro liberal reformista que ahora está muy de moda y emplean como excusa para intentar prohibir todo lo que se menea."Si se metiera con el islam ya lo habrían prohibido". Lo peor es que parece que lo dicen con envidia.

Locke dijo...

Qué quieres que te diga, Riefenstahl, dejando a un lado el nazismo, era una soberbia realizadora.

Demóstoles dijo...

Precisamente por eso. Dicen que Handke es realmente bueno y Kazan sin duda lo era. Si hubiera decidido hablar de petardos lameculos habría sacado a pasear a los invertebrados de la cope.

Por cierto, la Riefenstahl no solo dirigía bién, ¿Has visto alguna foto de cuando era joven? Quizá por eso, y por todos los juicios que ganó a quienes la acusaron de nazi, me cae bastante más simpática que los otros dos.

Locke dijo...

Sí, si que he visto fotos de ella de joven. Y además se cuentan unas cuantas historias interesantes sobre su... "entusiasmo" de dormitorio...

Locke dijo...

Bueno,y de nazi poco, que la jodía ya en edad mayor de se fue pitando al África negra al ver como las tallas de taparrabos que *no* gastaban por ahí...

Demóstoles dijo...

Pues eso ya no lo sabía. Ahora si que me cae simpática ¡El Nobel de cine para Leni! Ahora que lo pienso, ¿Dustin Hoffman no protagonizo una biografía suya?

Anónimo dijo...

Hace poco vi un documental de la Riefenstahl y parecía hasta interesante su vida. Parece que en un principio fue a ver a los "negros", y salió de allí huyendo de la guerra y echando de menos a sus amigos. El documental narraba su historia y su retorno a África (ya en plan abuelita) y estuvo a puntito de morir, porque el helicóptero en el que se iban tuvo un accidente parecido al de Rajoy y quedó bastante herida.

Locke dijo...

y vivió 101 años

Locke dijo...

y hacía buceo con más de 70 años

Dionígenes dijo...

En una cosaestoy de acuerdo; no me hubniera gustado que recibiera un oscar. Preferíría que hubiera podido seguir haciendo películas y, llegado el caso, le dieran un premio de cine de verdad.

Eso sí, aparte de los negritos del Africa Tropical, recordemos que la jodía ya en edad probecta se lió con un veinteañero que estuvo con ella hasta su muerte.
No es de extrañar que su primer novio la abandonar por telegrama diciendo "no puedo más"

Anónimo dijo...

Looking for information and found it at this great site...
pilates instructor

Anónimo dijo...

Cool blog, interesting information... Keep it UP Take vicodin exactly Color lcd module http://www.internetparentalcontrol.info Kenmore dishwasher diagram Buy phendimetrazine diet medication Hopi ceremonial dance wands craps supplies6a John weiss historian lehman college

Anónimo dijo...

What a great site »